image_pdfimage_print

La vida con ella es un baile de medianoche que se alarga hasta el infinito , auspiciado por el destello de colorida luz de los fuegos artificiales que revolotean por el cielo, resonando como un intenso latido de corazón.La vida con ella es una complicidad insultante, el perfecto engranaje de la maquinaria de un reloj suízo que llega a tiempo para marcar las horas con rigurosa sobriedad. Un orgasmo de felicidad y flores azules , un hermoso cuento de páginas por escribir con vivaces ilustraciones de coloridos sueños.La vida con ella es un helado a medias en las soleadas tardes de verano después de una siesta en la hamaca que hay entre los árboles que desnudan nuestra timidez.

La vida con ella es algo asi como un inmejorable despertar, como un halo de luz iluminando pausadamente su hermosa efigie al tiempo que el canto del gallo sonoriza la celebración de haber alcanzado un nuevo dia, y por supuesto el somero hecho de que sea a su lado.

La vida con ella es algo asi como ese paraguas de colores que pinta los dias grises y te resguarda de la lluvia fuertemente, sin consentir que nisiquiera una gota de lluvia te llegue a la punta del zapato y esperar a que el cielo termine de sacudir gotas, para ir a ver juntos el arco iris.

Una película de los años 20, una ligera brisa marina, un vuelo trepidante de cometa entre la densidad de las nubes oscuras.

La vida con ella es como escuchar por casualidad tu canción favorita en la radio y desear que no se acabe, el sonido del agua brotando de una fuente, el tacto de la arena de la playa después de una larga travesía después de estar a la deriva por el mar. La vida con ella es como estar en brazos de mamá y no saber si estás soñando despierto, pellizcarte a cada rato e impresionarte cada vez que te abre la puerta, pues sabes que su belleza es una de esas que parecen esculpidas por un inspirado cincel o con la precisión de una escuadra y un cartabón.