image_pdfimage_print

A lo mejor os suena. Es un tratado publicado en el siglo XV, la traducción literal del latín es el martillo de las brujas.
Un tratado para perseguir brujas. Un libro que sirvió a la inquisición durante entre doscientos y trescientos años para perseguir  y atenazar mediante el miedo a las mujeres.

Podéis buscarlo, es historia, yo no puedo añadir mucho más que lo que dicen los libros.
Pero buceando en la historia, podemos encontrar este oscuro paréntesis en el que el mundo se volvió loco y ser mujer le podía suponer la muerte. Simplemente la sospecha de la falta de honestidad, muerte, tortura, horror.
Malos tiempos para ser mujer, a veces creo que aun lo son. En algunas partes del mundo desde luego sigue siéndolo.

Se calcula que este libro supuso entre 70.000 y 5 millones de mujeres asesinadas, quemadas en su mayoría.
5 MILLONES DE MUJERES
Escalofriante. Dos religiones, la católica y la protestante hicieron uso de este libro para perseguirnos y masacrarnos. Sin más.
No. No estoy exagerando, y aunque pueda parecer exagerado, desgraciadamente es historia, triste, acallada, pero la historia más terrible de nuestra Europa, solo comparable con el exterminio nazi, igual de incomprensible.

En el tratado dedican una parte a describir a las mujeres, como débiles, inferiores física e intelectualmente, propensas a la maldad, e incluso los autores(Monjes en la época, que llegaron a ciertas posiciones en el organigrama eclesiástico) mintieron al poner que la palabra mujer(En latín) significa infiel.
Las mujeres, son simplemente las culpables de cualquier mal. La maldad en estado puro.
Tontas, pero con coño!

Lo cierto es que las mujeres hemos sido perseguidas a lo largo de la historia, las religiones son caso claro, las mujeres buenas son vírgenes.
Curioso, porque la virginidad desde mi corto intelecto es contraria a la vida.
No me malinterpretéis, el fin de cualquier sociedad es reproducirse, el fin de cualquier religión es perpetuarse, y la virginidad evidentemente no admite la reproducción ni la perpetuación.(Sí, soy atea, no creo en milagros)
Y sin embargo se ha perseguido como símbolo inequívoco de pulcritud y honestidad, los hombres solo podía desposarse con una virgen, estrenarla?

La maldad de una mujer es finalmente su cuerpo, su sexualidad.
Putas, mas que putas, si decides utilizar tu cuerpo, no ceder tu sexualidad a la conveniencia de una tradición.

Aún son muchos los que parten de la base de que las mujeres son malas, embusteras, liantas, usurpadoras, manipuladoras, y como siempre su poder de manipulación radica en su sexo.
Su sexualidad, su deseo o lujuria ha sido perseguido y castigado históricamente en casi todas las religiones y civilizaciones.
Nuevamente putas.

Aún quedan vestigios de incomprensible locura en esos países, culturas y religiones en las que se utiliza la ablación, como práctica común, curiosamente para defender la honra de las mujeres.
La ablación, es punto y aparte, y aunque a día de hoy se condena en prácticamente todo el mundo mas de 150 millones de mujeres la han sufrido. Imaginas que clase de mente retorcida ideó mutilar vilmente el cuerpo de una mujer para que no volviese a sentir placer?
De hecho algunos tipos de ablación producen un dolor crónico. Por su sexualidad, por putas?
Castigo por ser poseedoras de la magia? Por ser capaces de engendrar y transportar vida?
Para mantener la pureza de las mujeres, para eso no sería más fácil cercenar penes?

Cómo no comprender el papel pasivo de las mujeres a lo largo de la historia, cómo no entender el miedo, y la impasibilidad ante las injusticias.
Miedo, terror, porque ser mujer se paga con la vida.
Historia? No hace falta irse lejos, cuántas mujeres han muerto este año a manos de la violencia de género?
India o China, por poner un ejemplo, ser mujer supone un riesgo enorme de morir al nacer, supone desdicha para una familia.
Niñas abandonadas y asesinadas…
Durante milenios hemos sido tratadas como personajes impuros, mera mercancía necesaria para reproducirse, pero indigna, malvada.
Y aún hay quien se extraña del feminismo?
Y aún hay quien duda de la existencia del machismo y la misoginia social? En serio?

Por qué esa persecución?
Inentendible a mi parecer, ese odio acervado, exorbitado hacia un género, la incongruencia de necesitar y odiar a partes iguales, y siempre encuadrado todo en lo sexual.
Porque el fin es ese, en religiones, estados, tradiciones, costumbres…
Tenemos tan instaurada que la maldad, el pecado, la imperfección, el error es de la mujer.
Y el máximo estandarte de ese pecado es su sexualidad, precisamente la llave de la perpetuación de la especie, del linaje.
Como mujeres tenemos aprendido el papel, y pese a levantar la voz a veces para cambiarlo seguimos permitiendo que nos juzguen y juzgar por cómo utilizamos nuestro sexo, nuestro cuerpo.

Putas, mas que putas.
Si al final simplificando es eso. Somos mujeres, y si no somos vírgenes somos putas, porque utilizamos nuestro sexo, pecaminosas porque disfrutamos, libertinas porque no queremos depender de la opinión de otros.
Cosificadas, denostadas, asesinadas, mutiladas… Mujer, víctima.

No, no exagero, tenemos tan admitidos socialmente los estereotipos que los utilizamos sin darnos cuenta, y lo grave es que los tenemos tan asimilados que los defendemos.
Defendemos que las mujeres deben mantener ciertas normas, por abiertos que seamos seguimos teniendo prejuicios y los utilizamos para atacar.
Damos por sentado que una mujer ha de ser limpia, pura, buena madre, buena esposa, y utilizar su sexo mesuradamente.
Su rol como mera cuidadora, como actriz secundaria de su propia vida

Educamos con miedo a nuestras hijas, conscientes de que cohabitarán en el mundo con monstruos, las preparamos para defenderse pero también para navegar en la tormenta, conformándonos en muchas ocasiones con que sobrevivan.
Seguimos aceptando que se utilice el cuerpo de la mujer como mercancía y pese a que todos somos conscientes del daño que supone.
Se defiende la prostitución en pos de la libertad femenina de unas cuantas, pisando la dignidad de los millones de mujeres que han sufrido y siguen haciéndolo el proxenetismo, la trata, el abuso…
Se defiende la igualdad pero ningún país lucha claramente en contra del burka, defendiendo la libertad religiosa.
Aunque en nombre de esa libertad se encierre en cárceles de tela a las mujeres, bajo la premisa de defenderlas de los hombres.
Se sigue culpando a las mujeres cuando son víctimas, por su vestimenta, por sus actos, defendiendo lo indefendible de nuevo, robando el derecho y la libertad de una mujer en beneficio de la libertad de un hombre, aunque esta coarte, viole, asesine…

Puta. Si disfrutas de tu cuerpo en libertad.
Si defiendes tu libertad de vestir, actuar, vivir como quieras.
Si decides cuando, como y con quien reproducirte. Putas mas que putas.
Si eres diferente…
Maellus maleficarum, fue una excusa, para evidenciar el odio misógino que aun perdura en nuestra sociedad, no, no es feminismo, es mera supervivencia…
La próxima vez que vayas a utilizar la palabra puta, párate, piensa, busca otro insulto, este nos dignifica, porque pone de manifiesto nuestra libertad.
Es mejor vivir llamándote puta que morir siendo esclava.