image_pdfimage_print

Motor prieta válvula

Víctor Atobas

 

No engañas ni a un grillo
cuando encaramado a una caja
cantas y cantas ranas:
es en la casa donde prefiero
laborar aquesta máquina.

Pues, entonces: ¿por qué pretendes obligarnos
a que vengamos a trabajar hasta aquesta cesta,
iglesia de oficina fefabril,
colmada de espirales del nihil
–disciplina raterí?

No engañas ni a un grillo:
soy un jefe comprensivo, dices,
pero sólo miras través la triste grille,
y nosotros andamos ya advertidos los sentidos
sabiendo que lo que te ocurre es que estás comprimido
engrilletado y prisionero del oro–gasolina
como motor prieta válvula
con vapores de autoridad;
pretendes encestarnos en aquesta cesta
porque, en verdad, temes que durante el tiempo de trabajo
estemos en el hogar disfrutando de nuestras horas.

Nosotros te respondemos:
ni el trabajo presencial es necesario,
ni queremos saber nada de tu motor prieta válvula
con vapores de autoridad.

 

 

 

 

 

*****************************

Otros poemas de Víctor Atobas:

La autoridad se la dejo a las ratas

Soy feliz cuando llueve

Ciudad cerrada

Doble vínculo

Isla roja

El reverso de la moneda

La nave conquistadora

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.