image_pdfimage_print

Somos afluentes del tiempo,
un instante de un momento,
la quincuagésima parte
del quinto de un tercio…
Somos historia, memoria, arte,
el suspiro de un lamento.
Somos Sócrates y Sartre,
Esopo, Ende, un cuento
para dormir en catre
cuando el silencio es lento.
Somos eso, un invento,
sólo palabras que darte,
un animal que comparte
el infinito firmamento.
Somos uno, somos ciento.
Somos la duda al dudarte,
y lo que tienes de cierto,
y cuando digo de amarte
sabes que no miento.