image_pdfimage_print

Por Marea Granate y Yo Sí Sanidad Universal

Una nueva generación de jóvenes nos vemos obligados a marchar del país debido a que las políticas del expolio no dejan un futuro para nosotros.

En el extranjero descubrimos pronto lo que significa enfermar y perder el derecho a la asistencia sanitaria, estar excluida “porque España no paga”, nos dicen en los mostradores.

De vuelta a casa comprobamos que aquí ya no tenemos tarjeta sanitaria y que si necesitamos un tratamiento, o sencillamente ir al médico, nos espera una penosa carrera de obstáculos administrativos.

El sistema sanitario español ya no se basa en el derecho a la salud ni es el sistema sanitario público y universal que habíamos construido entre todos a lo largo de décadas. El Decreto de Exclusión sanitaria aprobado por el Gobierno del PP hace tres años ha modificado radicalmente el modelo de sistema sanitario en España: ahora es un modelo de aseguramiento, donde unas personas son aseguradas y otras excluidas.

A medida que avanza este cambio, cada vez más grupos de personas quedan expulsadas del sistema de salud. La lista crece: comenzó por las que dejaron sus casas para ganarse la vida en España y están en proceso de regularización administrativa, siguió por los padres y madres reagrupadas por unos hijos e hijas que llevan mucho tiempo, décadas, viviendo aquí. Cada día los requisitos administrativos complican el acceso al sistema a las personas mayores de 26 años que no hayan cotizado, a los parados de larga duración no inscritos… Y ahora nos toca a nosotras, las personas que nos hemos visto obligadas a buscarnos la vida fuera de casa, fuera de España, quienes nos vemos excluidas del sistema de salud.

Han cambiado el modelo sanitario y esto concierne a todos y todas, porque la salud es un bien común o no es; porque tu vecino, tu hija, tu madre o tu pareja ya no tiene acceso al sistema sanitario; porque han decidido que tienes o no derecho a la salud en función de tu situación laboral, a la vez que no han dejado trabajo para nosotras; porque han decidido que lo que era público ahora es cosa de cada cual, que ya no es un asunto común. Así eran las cosas antes, en el país en que nacieron nuestros abuelos, donde te morías si no podías pagar el médico. No queremos ese país, y no queremos que nos roben el que hemos construido.

Yo Sí Sanidad Universal y la Marea Granate nos unimos para exigir la derogación del criminal Decreto de Exclusión Sanitaria (RDL 16/2102) y de las cláusulas que nos roban el derecho a acceder al sistema sanitario público.

La campaña “Nos echan de la salud” nace con el objetivo de conocer, visibilizar y denunciar la exclusión sanitaria de las personas españolas emigrantes, y para ello proponemos tres formas de participar: recogiendo las experiencias de exclusión en el Registro Estatal de Exclusión Sanitaria (REDES), grabando un vídeo dirigido a nuestro Querido Ministro de sanidad o escribiendo una carta que relate cómo eres afectada por la exclusión sanitaria y remitiéndola a nosechandelasalud@mareagranate.org

Todo este material lo utilizaremos para elaborar una guía práctica de información sobre el acceso a los sistemas sanitarios de los diferentes países a los que emigramos, para defender el derecho a la salud de todas las personas y facilitar el acceso a los servicios sanitarios cuando se requieran.

Así mismo invitamos a toda la ciudadanía y a los profesionales del sistema sanitario a que actúen, desde su lugar, buscando apoyos en nuestros colectivos o en otros, para evitar desde su actividad diaria, que la exclusión sanitaria sea un hecho.

Todas las personas somos afectadas, y entre todas vamos a construir el sistema sanitario público, justo, equitativo y universal que queremos y al que tenemos derecho.