¿Qué se esconde tras la “consulta” sobre el bulevar de Gamonal?

Estos últimos días ha ido apareciendo en la prensa del Amo una serie de noticias reflejando las quejas de ediles del PP sobre la (falsa) consulta acerca de la construcción del bulevar. Así, en Diario de Burgos podemos leer que «la portavoz del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, ha lamentado estas circunstancias [sobre la “consulta”] y, tras dejar claro que la formación es partidaria de intervenir en la calle Vitoria a su paso por el barrio, ha lamentado los «bandazos» de Daniel de la Rosa en este sentido» (enlace).

¿Pero a qué viene todo este espectáculo de la falsa “consulta”? Si los representantes del PP, que hacen una cosa (tratar de imponer el bulevar en 2014), fingen quejarse acerca de la consulta del bulevar puesta en marcha por el gobierno municipal del PSOE, es simplemente porque tratan de ocultar algo; a saber, que los mayordomos -sean del partido que sean- no pueden aceptar que los vecinos de Gamonal y de Burgos decidan democráticamente sobre lo común. ¿En que gastarías tú los millones?, esa pregunta los saca de quicio porque saben que el vecino no respondería el bulevar que quiere el Amo, como sí hacen ellos.

Los vecinos de Gamonal – y de otros barrios de Burgos- han ejercido a lo largo de la historia el derecho a decidir sobre el ordenamiento del espacio, desde la construcción de parques que impusieron los vecinos, pasando por huertas, centros sociales y fábricas autogestionadas, hasta la paralización del bulevar en 2014; en diferentes ocasiones, a lo largo de su historia, el pueblo de Gamonal ha vencido a los intereses del capital por apropiarse del barrio y convertirlo en un espacio basura, es decir, un espacio entregado a la especulación y enfocado al consumo, un espacio -ambiguo y represivo al mismo tiempo- en el que no quede huella de la historia de clase.

Los mayordomos no pueden soportar esta historia de ejercicio democrático sobre lo común, y es por este motivo que los representantes del PP hacen el juego al PSOE, fingiendo quejarse de que la consulta no sea vinculante ni democrática. ¡Pero si fue el PP el que trató de imponer el bulevar en 2014! Hacer una cosa y decir la contraria; eso demuestra que ninguno de los representantes políticos puede tolerar que los vecinos decidamos en qué gastar los millones de euros, que de otra forma se emplearían sí o sí en el bulevar que ya rechazamos masivamente hace años. Los mayordomos del PSOE tampoco pueden tolerarlo, por eso tratan (sin éxito) de apropiarse de la demanda; no es de extrañar que la campaña de manipulación que han puesto en marcha sea «Junt@s hacemos Gamonal», ocultando precisamente que no pueden permitir que decidamos de forma colectiva y democrática sobre los espacios del barrio.

Por eso creo que una manera en la que podemos responder al espectáculo que han montado los mayordomos del PSOE y del PP, pretendiendo de forma obscena legitimar la imposición de la operación especulativa del bulevar, es exigir aquello que los mayordomos no pueden aceptar: decidir entre todos, no sólo sobre si se construirá o no el bulevar, sino sobre el resto de los espacios de Gamonal. A veces llamamos a esto urbanismo colectivo, pero puede referirse con el término de lo común. ¿Es esto algo idealista o imposible? No, es simplemente la historia del barrio, de los vecinos que lograron ejercer el derecho de lo común sobre los espacios -fabricas, huertas, centros sociales-. Lo recordamos también en los casos de las luchas vecinales de Eladio Perlado en 2005, de la calle Vitoria en 2014, y…

… nos veremos de nuevo en la Zona Cero.

****

Portada diseñada por Sara Barreiro

Contenido relacionado: Antología de artículos sobre el debate acerca de la imposición del bulevar

***