image_pdfimage_print

Donde hay opresión hay resistencia

En una novela en la que no se nos da respiro, ya que dese el inicio nos hallamos ante unos combatientes, Marcos , Keylor y Liliana, que pretenden vengarse por la desaparición de dos estudiantes, Carmen y Sito, organizando el secuestro de un sádico profesor que siguiendo la tradición de la Institución, la Universidad Meretriz – el más grande centro del pensamiento– hace sufrir a sus temerosos estudiantes las más rebuscadas; ya en la primera página nos enteramos de que el profesor de marras ha desaparecido y que tanto su familia como Perro Rabioso, nombre inequívoco del comisario, andan que trinan , dirigiendo sus sospechas hacia el Frente Antiprostitución . El desaparecido, Ernesto, hijo de uno de los mandamases de tal órgano de saber / poder, destacaba precisamente por su refinamiento en hacer sufrir la los alumnos hasta los límites, sometiéndoles a rebuscadas y repugnantes pruebas.

Victor Atobas – por cierto, colaborador de esta red- en su «La trampa de Tánatos» nos arrastra a una sociedad dividida en tres zonas : Unidad Uno para los catedráticos, dos y tres, dependiendo de la clase o estamento al que perteneciesen sus moradores; la primera para los catedráticos, la dos poblada por los profesores y los administrativos, y la tres, un barrio popular. Es obvio que en la primera habitan los detentores del poder, con sus rituales oficiados por una anciana que responde al nombre de Suma Cátedra, con cánticos y letanías en la que no falta la ingesta de ciertos productos nada saludables ( Resentimientum); hágase el resentimiento ya que así lo quiere Dios, y unámonos en una Unidad que sea encarnada por la Institución…tales soflamas llegaban a provocar estados cercanos al éxtasis y hasta al desvanecimiento.

Estamos a finales de 2029 y comienzos del año siguiente y el infierno no se ha de buscar en un más allá sino que se halla implantado en un más acá en el que la arbitrariedad campa por sus respetos, no dejando, al ser residual y como índice rememorativo de los valores humanos, lugar para Eros ya que Tánatos impera por medio de sus funcionarios en la ciudad universitaria ( uno de sus más celosos era un tal DoctorParrado), que se extiende a la totalidad del tejido social,; basta con leer el enunciado de las facultades y las asignaturas impartidas para ver el carácter innovador en lo que hace a técnicas de control domesticador ( Facultad de Antropología Resucitada, Llave del Arte, Aplicaciones del Mundo creado por Coca-Cola…) . Entre al alumnado lo que domina es el temor y en consecuencia la obediencia, mientras que del otro lado la imposición de unos principios y normas resulta implacable, plasmada en una larga historia de crueldades, desapariciones, etc. Es el presente mas proyectado en un futuro próximo en el que los aspectos más chungos de la sociedad actual son llevados al límite, con la práctica de unas normas y valores espartanos…siempre en busca de la Unidad, fusión en la que sin discordancias, ni quiebras se daría la armonía social…en una pez propia del silencio sepulcral, claro. Como no podía ser de otro modo, para que las cosas funcionasen al gusto del poder, los medios de ( in)comunicación repetían el karaoke dominante, a través de una cadena de nombre trasparente cual falaz: VERDAD TV.

Cierto es que en la Institución que es exigente en lo que hace al principio de selección de alumnos, no habiendo lugar para el más mínimo desacato, parece existir algún ex-profesor, Enrique Oliva, que no comulga con los presupuestos ordenancistas, y es más hasta se le ve en las manifestaciones estudiantiles…profesor del que se difunde la leyenda de que se ha dedicado a buscar la Llave del Arte, llave maestra para todo, aquella que abre todas las puertas facilitando el acceso a la felicidad y al saber.

Se nos hará entrar en el ambiente de los rebeldes que encabezan una filosofía contra la prostitución que se enfrenta a un « sistema que nos abre una raja en los cuerpos…como una de esas ranuras de las tragaperras», negándose a obedecer y trabajar para los proxenetas de la Institución…organización que luce un estandarte significativo y acorde con la idea recién expresada ( « tela rojiza, en cuyo centro había un círculo blanco en el que aparecían representadas una silueta negra con toga y birrete que sodomizaba a otra silueta gris y más pequeña que simbolizaba a un estudiante»); organización que funcionaba de manera rizomática con el fin de evitar del descabezamiento.

En fin, Vitor Atobas nos guía por esa sucursal del dios Hades en donde reina Tánatos, y nos la describe …hasta la guarida en la que domina Tánatos con su orden y su ley de negra muerte.

* Iñaki Urdanibia es doctor en filosofía y crítico literario.

**

¿Dónde se puede conseguir la obra?

Comprar (formato ebook)

**

Una idea en “[Reseña] Novela distópica en la que se nos conduce por los vericuetos de una sucursal del infierno”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.