Soy feliz cuando llueve

 

Soy feliz cuando llueve

porque el goteo incesante desinfecta

este ambiente pausado

lubricando la tensión

para que la quietud arenosa

se embarre con guerra de guerrillas.

Soy feliz cuando el agua arroja a los guerrilleros apostados

en la frontera, hasta el límite propasado

de cualquier campo de batalla.

Soy feliz cuando el agua anima el avance de las líneas de árboles

y arbustos, donde se camuflan los maquis

aguardando emboscar

a los ejércitos de soldados paralizantes.

 

 

 

 

poema, soy, feliz, cuando, llueve, Víctor Atobas