image_pdfimage_print

Amiga paraíso

 

Víctor Atobas

 

Tenía entonces fe ciega
en el poder de la durga mata
que crece sus flores en el alazán
salvaje del Amazonas,
tenía fe ciega
y ahora veo lancha
en precario amarre:
¿he estado todo este tiempo
entregándome al etéreo dibujo
de los paraísos artificiales
como adicto discípulo
de un poeta suicida?

Quisiera entregarme con locura
a la paula del puro éxtasis,
que la palma de estasi
me acariciara no en sueños
sino en la abierta piel de este día,
y el frío manto que llegará noctámbulo
cerrando postigos dentro de cuánto…

Quisiera, amigas mías,
pediros un vaso
y emborracharme con la clara
agua de vuestra dicha;
mientras que la durga mata
es falsa purga de almádena,
la auténtica amistad
es el ardiente luciernagal
que prende mi alma.

 

 

 

 

 

 

*******************************************************************************************************************

Otros poemas de Víctor Atobas:

 

 

La música que escuchamos hoy en día

Contra la autoridad del ojo

Agosto en Ninguna Parte

Noche de azul suspiro

Pescadores de sueños

Kinderpolitik (o la ciencia política del huevo kinder)

Esponsales

Las memorias de mi país

Poema contra la democracia

Poema al amor trágico

Los cuatro duros

Domingo a diario

La voz de la alemania

Franco arquitecto

El but de jak

La muchacha alada

La filosofía de la trágala

La trágala fuera

Atravieso todas las trágalas

Motor prieta válvula

La autoridad se la dejo a las ratas

Soy feliz cuando llueve

Ciudad cerrada

Doble vínculo

Isla roja

El reverso de la moneda

La nave conquistadora

¿Este contenido te resultó interesante? ¡Apóyame en Patreon!
Become a patron at Patreon!
Comparte:

8 comentarios en «Amiga paraíso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.