image_pdfimage_print

(Imagen generada con IA)

El último poema a la cardeña

 

Víctor Atobas

 

En la cinta nervadura de presteza
me señalasteis, amigos míos, al turco
cabeza de chivo expiatorio de cardeña
que habíais elegido como leña a astillar
aserrín júnjuma
él no trabaja
trágala aserrán
no vale para nada;
yo insistí en que él, que era el miembro
de mayor edad del grupo de perlas,
aun no estuviera
empleado en la reserva
del astillero naval sestao,
tenía derecho a la existencia
así como a buscar amor en otro caladero.

Cuando él se mudó a los burgos
y yo empecé a abrir mi alma
en las revelaciones del poema
me convertí en el nuevo chivo expiatorio
y cargasteis contra mí todas las humillaciones;
si tanto os irritaban los bastiones de mis palabras
podríais haber ignorado mi verdad poética
mas no lo hicisteis.

No os preocupéis, amigos míos:
a partir de ahora aguardaré
la duna favorable de la arena,
cantaré a todos los burgos del planeta
y no a un diminuto rincón de la cardeña;
tarde o temprano
me marcharé del pueblo
y vosotros tendréis que indagar
en búsqueda de otro chivo expiatorio
sobre el que volcar todas las culpas
todas las amenazas
júnjuma aserrín
trágala aserrán.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*******************************************************************************************************************

Otros poemas de Víctor Atobas:

 

 

El mal de amores

Látigo risa perla

Mi conejo de angora

La delicia turca de tu boca

La adoración de la niña eléctrica

El delirium de lo sublime

El encuentro de mi novia con los júnjumos pitufos

Carta a los reyes magos

Cumpleaños diecisiete

Navidad en guerrilla contra la trágala patriarcal

La maestra del suspirador

El filósofo de la cardeña contra la ostra de la vampiresa

La creación de la hora

Amo quema

Quémame

Júnjuma cordura

Cuando tengo algo que decir

Suéñame

Si calla el mirlo

Un sueño que en mí repite

¿Uno de los nuestros?

Amiga paraíso

La música que escuchamos hoy en día

Contra la autoridad del ojo

Agosto en Ninguna Parte

Noche de azul suspiro

Pescadores de sueños

Kinderpolitik (o la ciencia política del huevo kinder)

Esponsales

Las memorias de mi país

Poema contra la democracia

Poema al amor trágico

Los cuatro duros

Domingo a diario

La voz de la alemania

Franco arquitecto

El but de jak

La muchacha alada

La filosofía de la trágala

La trágala fuera

Atravieso todas las trágalas

Motor prieta válvula

La autoridad se la dejo a las ratas

Soy feliz cuando llueve

Ciudad cerrada

Doble vínculo

Isla roja

El reverso de la moneda

La nave conquistadora

¿Este contenido te resultó interesante? ¡Apóyame en Patreon!
Become a patron at Patreon!
Comparte:

3 comentarios en «El último poema a la cardeña»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.